Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

lunes, octubre 23, 2006

Cáncer de mama

Conseguir diagnosticar a tiempo la enfermedad es la solución, aunque en ocasiones puede llevar a que muchas mujeres se sometan a tratamientos innecesarios, según un estudio. En una mamografía se ve la vida. Éste es el lema de la campaña de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) para fomentar la participación de las mujeres españolas en los programas de detección temprana del cáncer de mama.
Las mujeres con edades comprendidas entre 45-50 y 65-70 años deben realizarse mamografías cada dos años, según los expertos, incluso "aunque no presenten síntomas", advierte la AECC. Sólo de esta manera es posible detectar una lesión tumoral en la mama, cuando todavía es demasiado pequeña para ser palpable y no ha invadido ganglios ni otros órganos.
Dado que el porcentaje de curación de los tumores de mama que se detectan en su etapa inicial (in situ) es superior al 95%, la detección precoz es el arma más eficaz para luchar contra esta enfermedad. De 1.000 mujeres que se les hace una mamografía, 996 no tienen cáncer de mama.
Numerosas empresas, como Mutua Masters Series, Revista Runners, Canal Cuatro a través del Concurso Supermodelo 2006, El Corte Inglés, Iberia, Vueling, Avon, TRUCCO, ghd y City Time-Pandora, se han volcado con esta campaña de información y concienciación en la que está prevista la distribución de 207.000 folletos, 44.000 carteles, 150.000 marca páginas, 2.670 vinilos y 894 decoraciones de mobiliario urbano.
¿Tratamientos innecesarios?
Aunque no cabe duda de que el diagnóstico precoz a través de la mamografía se ha convertido en la herramienta más eficaz para combatir la primera causa tumoral de muerte entre las mujeres, también hay estudios que cuestionan su extensión. Según un análisis de los resultados de estudios internacionales en los que han participado medio millón de mujeres, de cada 2.000 mujeres diagnosticadas durante una década, 10 resultan ser "falsos positivos" y se someterán a "tratamientos innecesarios".
El estudio, publicado en la prestigiosa Biblioteca Cochrane, sostiene que las mamografías redujeron las muertes por este tipo de tumor, pero también descubre que se diagnosticaba a mujeres con cáncer de mama que habrían sobrevivido sin tratamiento, es decir, sin someterse a quimioterapia, radioterapia o mastectomías "innecesarias". Según uno de los investigadores, el doctor Peter Gotzsche, "las mujeres deberían ser bien informadas tanto de los beneficios como los daños" de los tratamientos.
Datos epidemiológicos
El cáncer de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, con aproximadamente 1.151.000 nuevos casos al año (22,7% del total femenino). En España se diagnostican unos 16.000 casos al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores del sexo femenino en nuestro país. La incidencia en España es baja. La tasa ajustada mundial estimada en 2002 es de 37,4 casos/100.000 h/año, la de Europa del Norte de 82,5 casos/100.000 h/año, la de Europa del Sur de 62,4 casos/100.000 h/año y la española de 50,9 casos/100.000 h/año. El 78% de las mujeres que padecen un cáncer de mama en España sobreviven más de 5 años. Se trata de una supervivencia global, sin tener en cuenta edad, tipo histológico o fase de la enfermedad. La supervivencia por cáncer de mama en España es superior a la media Europea, que se sitúa en el 76%, y próxima a la de países muy desarrollados, como Francia, Suecia, Suiza, Italia, o USA (81% de supervivencia a los 5 años). Su incidencia aumenta con el nivel económico. Más de la mitad de los casos se diagnostican en los países desarrollados: 370.000 casos al año en Europa (27,4%) y 230.000 en Norteamérica (31,3%). En la Unión Europea la probabilidad de desarrollar un cáncer de mama antes de los 75 años es del 8%. La prevalencia más baja la tienen países como Japón, Tailandia, Nigeria e India.



1 Comentarios:

Anonymous valium online dijo...

La enfermedad del cáncer es una enfermedad mortal que causa millones de muertes en el mundo, esta enfermedad esta ligada a factores de riesgo entre las cuales se encuentra la dieta. Las enfermedades que padecemos es fruto de nuestros malos hábitos alimenticios que llevamos. Si deseamos prevenir esta enfermedad del cáncer que causa mucho dolor, es mejor que empecemos a consumir una dieta sana como medida de prevención.

4:55 a. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio