Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

viernes, abril 27, 2012

Cómo retrasar la pérdida de memoria

Las llamadas frutas del bosque, como arándanos, grosellas, fresas o cerezas, son muy eficaces para reducir la pérdida de memoria y mantener la agudeza mental. Estudios demuestran que las capacidades cerebrales que incluyen el razonamiento, la memoria y la comprensión comienzan a deteriorarse desde los 45 años.
Aunque trabajos previos ya habían demostrado como estos alimentos pueden ofrecer muchos beneficios para la salud, una investigación del Brigham and Women's Hospital de Boston (EE.UU.) ha analizado de forma extensa y detallada esta vinculación. Y los resultados han mostrado como estos alimentos, ricos en antiinflamatorios y antioxidantes, pueden retrasar hasta 2,5 años el deterioro cognitivo propio del envejecimiento.
El estudio ha involucrado a más de 121.000 mujeres de entre 30 y 55 años. Desde 1976 y hasta 2011 se sometieron a varios cuestionarios para responder a preguntas sobre su salud y estilo de vida. Los resultados muestran que las mujeres que comían niveles altos de frutas del bosque, en particular fresas y arándanos azules, tuvieron una pérdida de memoria más lenta -un retraso de 2,5 años de media- en comparación con quienes no los comían. Este efecto podría deberse al papel que juegan los flavonoides, unos compuestos que se encuentran de forma natural en los vegetales y tienen poderosas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. En este sentido, se cree, por ejemplo, que estas sustancias son capaces de prevenir la oxidación, una reacción química que puede dañar o matar a las células.



0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio