Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

miércoles, abril 18, 2012

Infección del oído interno

Se trata de una infección del laberinto del oído, una serie de cavidades y líquidos que controlan el equilibrio del individuo. Su nombre médico es el de laberintitis.
Cuando el laberinto se afecta e inflama, deja de cumplir su función, dando como resultado mareos intensos o vértigo. El vértigo es una sensación de movimiento. Una persona que siente vértigo está constantemente en desequilibrio, como si su cuerpo (o la habitación) estuvieran girando. Esto puede provocar mareos y vómitos. Los ojos se deslizan lentamente hacia los costados y luego a su posición inicial.
La evolución de esta enfermedad depende de las causas de la inflamación. Si se trata de un virus, no tiene consecuencias a largo plazo, si bien produce debilitamientos en quien la sufre. La infección no se propaga y en general desaparece al cabo de una o tres semanas. La infección causada por bacterias se conoce como laberintitis purulenta o supurativa. En estos casos se produce una sordera total en el oído afectado. Si la infección es consecuencia de una otitis media crónica, puede haber una parálisis facial.
El problema puede originarse por una infección causada por bacterias o virus. Si la causa son bacterias, generalmente se complica con una infección aguda del oído medio (otitis media) o meningitis bacteriana; en otros casos puede ser un efecto secundario de la tuberculosis o de la sífilis. Las infecciones virales del oído interno pueden desarrollarse independientemente o a causa de infecciones de las vías respiratorias superiores (resfriados o gripe).
Los principales síntomas son: Vértigo, incapacidad de mantener el equilibrio, náuseas y vómitos, sordera temporal en un oído.
Cuando tenga algún mareo inexplicable llame al médico inmediatamente. Las personas con laberintitis no dudarán en hacerlo. El vértigo que sienten es tan marcado y debilitante que buscan atención médica urgente. Cuando el vértigo es tan grave que el paciente no se puede mover, con frecuencia en estos casos el doctor hará una visita al domicilio.
En su inicio, el médico indicará: un tranquilizante, un medicamento contra el mareo. En general no es necesario nada más para una infección viral del oído interno. Si sospecha que la infección es bacteriana, también, indicará la toma de antibióticos.
CUIDADOS. Primero evite la presencia de infecciones del oído interno, para ello: Eluda las infecciones; vacúnese contra la gripe; si tiene una infección de oído, trátela sin demora; si se encuentra resfriado no se sople la nariz con fuerza. Por otro lado, si presenta síntomas de vértigo: Quédese en la cama y quieto en la medida de lo posible, la penumbra también ayuda a reducir la náusea.



0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio