Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

jueves, febrero 07, 2013

Cirugía de cataratas

La catarata es el opacamiento del cristalino del ojo que enturbia la visión. Cuando ocurre, ya sea debido a una enfermedad, lesión, exposición a la radiación o, más a menudo, a la vejez, la cirugía es el único tratamiento efectivo.
Gracias a los recientes progresos en técnicas quirúrgicas, la extirpación de una catarata es una operación exitosa. En el 95 por ciento de los casos, la visión mejora y son muchísimas las personas que se someten a ella cada año.
El opacamiento del cristalino (órgano con forma de lenteja que está justo detrás de la pupila) es un proceso gradual que lleva varios años.
Cerca de una hora antes de la intervención, se administra un sedante para calmar la ansiedad. La operación se realiza bajo anestesia local que se inyecta en la piel que rodea al ojo. Estas inyecciones amortiguan el dolor y paralizan el párpado y el globo ocular.
Durante la operación, el paciente se acuesta bajo un microscopio que permite al cirujano ver dentro del ojo con detalle. Los párpados se mantienen abiertos con un retractor espacial.
Existen diferentes técnicas para la realización de esta intervención:
-Extracción intracapsular. Intervención en la que se insertaba una sonda hipotérmica, una fina vara con la punta congelada, a través de una incisión hecha al costado de la córnea. El cristalino se adhiere a la vara y es empujado suavemente hacia fuera, posteriormente, la córnea se vuelve a coser.
-Extracción extracapsular. En este procedimiento se deja en su lugar la cápsula transparente que sostiene al cristalino y solamente se extrae el cristalino. El cirujano perfora la cápsula con una aguja y extrae el cristalino a través de una incisión en la córnea.
-Facoemulsificación. Con un vibrador ultrasónico que genera la rotura del cristalino cuyos restos son succionados con una aguja. Implantándose una lente intraocular (LIO) para suplir al cristalino.
Normalmente, después de la operación el ojo está enrojecido y pica; pero si la molestia se vuelve grave se debe llamar al cirujano inmediatamente. Las complicaciones serias son raras, no obstante en ocasiones la extracción de la catarata genera: inflamación, desprendimiento de retina, enfermedad de la córnea, reacción alérgica a la anestesia... En casos extremos, la operación de cataratas ha sido reconocida como causa de glaucoma.



1 Comentarios:

Anonymous cirugia de catarata dijo...

Muy buena explicación de este tipo de procedimientos que por desconocimiento algunas personas no se realizan este tipo de operaciones.

7:45 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio