Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

domingo, abril 22, 2007

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), denominación que engloba patologías como el enfisema pulmonar o la bronquitis crónica, "es la única de las grandes enfermedades cuya prevalencia como causa de muerte va en aumento", según advirtió recientemente en España el doctor Bartolomé Celli, experto mundial en EPOC y especialista de la división de Neumología del St. Elizabeth´s Medical Center, de La Universidad de Tufts en Boston, Estados Unidos.
El neumólogo asegura que la incidencia actual de EPOC se sitúa entre el 9 y el 13 por ciento de la población. "Mientras disminuyen las tasas de mortalidad en el resto de enfermedades de similar riesgo, como son las dolencias cardiovasculares, las vasculares periféricas y hasta el cáncer, las de EPOC siguen en alza", subraya el especialista.
Las primeras manifestaciones de una EPOC se caracterizan por tos y expectoración, "síntomas que muchas veces el fumador percibe como consecuencia normal del hábito de fumar", apunta el doctor Celli. "Sin embargo, los individuos fumadores que comienzan con estos síntomas deberían de preocuparse ante la posibilidad de desarrollar una EPOC", indica. El tercer síntoma que se presenta es la dificultad para respirar. El doctor Celli describe que "al principio aparece como consecuencia de grandes esfuerzos físicos, pero paulatinamente, se manifiesta ante esfuerzos cada vez menores. Sin embargo, la persona fumadora se va ajustando a esta dificultad. Piensa que los problemas en su capacidad para hacer ejercicio físico se deben al hecho de fumar, de manera que deja de subir escaleras, toma el ascensor y se desplaza más en coche". En definitiva, ante la manifestación de los primeros síntomas, el fumador ajusta sus condiciones físicas y las excusa como consecuencia normal del hábito tabáquico. "Por este motivo, los pacientes con EPOC que van al especialista llegan con la enfermedad muy avanzada", asegura. Aboga, en este sentido, por practicar una espirometría (prueba sencilla de capacidad pulmonar) a aquellas personas fumadoras y ex-fumadoras mayores de 40 años, presenten o no síntomas, ya que la detección precoz es actualmente el mejor procedimiento contra esta enfermedad.
El experto destaca la estrecha relación existente entre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el cáncer de pulmón, a la vista de los resultados obtenidos en algunas investigaciones. El hecho de tener una obstrucción en la vía aérea, que es lo que define a la EPOC, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Los datos muestran que mientras en una población de fumadores la prevalencia del cáncer de pulmón es del 1,5 ó 1,7%, en un grupo con EPOC, los índices de desarrollo de esta patología oncológica se triplican y la incidencia llega casi al 4,5%. La implicación del consumo de tabaco en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es determinante. En concreto, las estadísticas sitúan entre un 20 y un 25% las personas fumadoras que desarrollarán EPOC clínico, según apunta el doctor Celli. "Lo importante para no contraer esta enfermedad es no fumar porque el tratamiento preventivo es el más efectivo, además de no estar expuesto a ambientes contaminantes", explica el facultativo. La detección precoz de la enfermedad sería el segundo punto fundamental para obtener el mejor resultado del tratamiento. "Para obtener un diagnóstico temprano los pacientes deben desarrollar conciencia de que ante los primeros síntomas tienen que exigir a su médico que les practiquen una espirometría o una tomografía de tórax (TAC), de la misma forma que solicitan un análisis de sangre para saber si tienen colesterol", insiste. El diagnóstico precoz de esta enfermedad, "de lenta pero agónica evolución", permite frenar y mejorar la calidad de vida así como la progresión de la patología, difícil de curar dado su carácter crónico. Celli apunta, en este sentido, el descubrimiento de marcadores biológicos que en un futuro permitirán determinar aquellas personas con predisposición a desarrollar EPOC. De este modo, los individuos portadores de dichos biomarcadores podrán tomar las precauciones adecuadas para no contraer la enfermedad.
El experto incide de manera especial en el aumento de EPOC entre la población femenina. "La incidencia de la enfermedad pulmonar crónica se ha disparado entre las mujeres como consecuencia del aumento del porcentaje de fumadoras, hábito que origina enfermedad y muerte femenina", asegura. En concreto, en Estados Unidos, entre los años 1980 y 2000, se produjo un aumento del índice de EPOC en mujeres en un 185%, mientras que el incremento durante el mismo periodo de tiempo en varones se situó en un 13%. Cabe recordar que en el año 2005, por primera vez en la historia de los Estados Unidos, murieron más mujeres que hombres por EPOC. Sin embargo, los datos obtenidos de un estudio realizado sobre este apunte no confirman una mayor predisposición de las mujeres a la enfermedad pulmonar.




2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

14 de noviembre dia de la EPOC.
Si quieres saber más de la enfermedad entre en www.diadelaepoc.com

4:35 p. m.

 
Anonymous cigarette alternative dijo...

El tabaquismo causa muchas enfermedades que afectan la salud de las personas como el enfisema pulmonar, el asma y la bronquitis crónica. El tabaco contiene muchas sustancias nocivas para la salud y es el responsable en el desarrollo del cáncer de pulmón, creo que ya no nos debe sorprender sus consecuencias. Está demostrado que el humo del cigarro es un factor de riesgo en el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Es mejor que pensemos en dejar este vicio mortal que nos puede causar la muerte, busquemos alternativas para dejar de fumar como los parches antitabaco, los chicles y los cigarrillos electrónicos que son muy efectivos.

12:42 a. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio