Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

sábado, mayo 31, 2008

La psoriasis

El especialista en dermatología Javier Ubogui enumera aquí una serie de creencias falsas que los que padecen de psoriasis tienen respecto a este grave problema -y es que a su consulta arriban pacientes que le llegan incluso a decir que: "Prefiero tener cáncer a tener psoriasis", por el impacto que la enfermedad tiene en su calidad de vida.- Algunos de estos falsos mitos son los siguientes:
-La psoriasis es una enfermedad contagiosa. "Lamentablemente, la mayor parte de la población la confunde con la lepra, la sarna y el sida", señala el especialista. Por eso, la gente trata de evitar el contacto con los pacientes, atormentándolos. Por otro lado, el enfermo debe saber que no hay posibilidades de que la psoriasis "pase" a sus hijos. "No es lo mismo predisposición hereditaria que predisposición con el contagio".
-La psoriasis tiene una cura universal. "El tratamiento no es igual en todas las personas. Depende mucho de la localización, la extensión, el grado de inflamación y descamación de las lesiones, y el estado general de salud de cada paciente". Por eso, los "ungüentos mágicos" o soluciones que resultaron exitosas para algunos pacientes pueden no servir a otros.
-La psoriasis es incurable. Si bien no se puede hacer nada con la predisposición a la enfermedad, sí se pueden tratar con éxito las heridas. "Hay personas que con un tratamiento adecuado ven desaparecer las lesiones durante muchos años".
-Si a alguien le tocó padecer psoriasis, se "salvó" de otras enfermedades peores. "La psoriasis no es para ponerse contento. Tener psoriasis no es garantía ni vacuna de nada", eso es una idiotez.
-La enfermedad es producto de impurezas que "salen para afuera". Esto, para Ubogui, es absolutamente falso. "Hay quienes piensan 'que viene del hígado' o que es producto de una intoxicación. Los que creen en estos mitos se someten a dietas irracionales y se privan de lo que más les gusta sin necesidad", remarca. Lo que sí aclara es que, muchas veces, la psoriasis es la manifestación corporal de distintos problemas emocionales. "Usted no tiene nada de malo ni impuro en su interior: sólo sus sentimientos", señala.
La psoriasis es una enfermedad inflamatoria que afecta la piel, los anexos (pelos, uñas y mucosa), y en un porcentaje variable, las articulaciones. Las lesiones que ocasiona sobresalen y son rojas, con escamas, y aparecen en cualquier parte del cuerpo y a cualquier edad por primera vez. Para que se desarrolle la enfermedad debe haber una predisposición genética, no obstante, no es contagiosa y no produce ningún compromiso orgánico de gravedad.
El tratamiento de la psoriasis depende de cada paciente y el tipo de enfermedad que tenga. Y recalcar que a pesar de que no existe cura, sí se puede mantener totalmente controlada y en algunos casos los síntomas (inflamación, enrojecimiento, descamación y picor) no tienen por qué volver a aparecer. Los diferentes tratamientos que se aplican son:
-Sustancias de uso tópico: cremas, lociones, limpiadores y pomadas aplicados en las zonas afectadas suele ser el tratamiento de inicio de la mayoría de los psoriásicos.
-Fototerapia: en general, el sol es beneficioso para este tipo de pacientes. Algunos pueden necesitar un refuerzo específico con luz ultravioleta artificial (rayos UVB) o una combinación de luz ultravioleta y medicaciones, denominada PUVA (Psoraleno junto con la exposición a luz ultravioleta UVA) también conocida como fotoquimioterapia. Se toma el medicamento por vía oral o inyectado para potenciar los efectos de los UVA.
-Fármacos sistémicos: normalmente de tipo oral, aunque también puede necesitar inyectables.
Medicación de uso tópico (cremas y lociones): Esteroides (entre los más comunes para la psoriasis leve y moderada. Son medicamentos que imitan la acción de ciertas hormonas que produce de forma natural el organismo.) Alquitranes (preparaciones basadas en alquitranes se han empleado durante siglos para tratar la psoriasis. Una de sus principales desventajas es el olor desagradable que desprenden.) Cacipotriol (es una forma sintética de la vitamina D, que se emplea en el tratamiento de la psoriasis leve o moderada. No actúa de forma rápida, pero a largo plazo es eficaz para controlar la psoriasis. No se recomienda aplicar en la zona de la cara, donde puede causar irritación.) Retinoides (derivados de la vitamina A. Suelen emplearse combinados con esteroides.) Antralina (es eficaz en la psoriasis leve o moderada y no plantea efectos secundarios a largo plazo, pero puede ser irritante para la piel.) Ácido salicílico (tratamiento complementario. Se emplea para eliminar las escamas de las placas de psoriasis y dejar preparada la piel para la aplicación de medicamentos de uso tópico.)
Medicación sistémica: Metotrexato (limpia de forma espectacular la psoriasis. Entre sus efectos secundarios se encuentran las náuseas, fátiga, pérdida del apetito y llagas en la boca.) Retinoides orales (-iostretinoina- son eficaces para algunos casos de psoriasis, pero trabajan mejor en combinación con otros medicamentos. Son seguros en el tratamiento a largo plazo.) Ciclosporina (controla el sistema inmunológico. Se emplea sólo si el resto de opciones han fallado. Es eficaz y de rápidos efectos, pero puede causar hipertensión y dañar la función renal. No puede mantenerse esta medicación durante más de un año.)
Asociación de afectados de psoriasis: www.accionpsoriasis.org



0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio