Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

sábado, noviembre 17, 2007

Obesidad: ¡no hay medicamentos milagro!

Los medicamentos pueden ayudar pero nunca hacer milagros en el tratamiento de la obesidad. Esta es la conclusión de un estudio canadiense que ha examinado el efecto de los tres principales principios activos en el mercado farmacéutico: Orlistat, Sibutramina y Rimonabant. Los tres fármacos son de uso muy común entre la población y de hecho acumularon unas ventas mundiales de 1.200 millones de dólares en el año 2005 pero sus resultados en pérdida de peso han sido calificados de "modestos", según un estudio publicado por el British Medical Journal. Tan sólo reducen en algo menos de cinco kilos el peso de los pacientes bajo terapia.
Para llegar a este resultado los investigadores han revisado 30 ensayos clínicos en los que adultos de 100 kilos e índice de masa corporal (IMC) de 35-36 se sometieron a terapia farmacológica durante un año.
Estos medicamentos están indicados en la fase inicial del tratamiento de adelgazamiento para aquellos pacientes con IMC superior a 30, además de la práctica de ejercicio físico y una vigilancia especial de la dieta alimentaria.
Con los resultados de este estudio el Instituto Nacional de Excelencia Clínica inglés recomienda ahora abandonar la terapia farmacológica en el caso de que no se hayan perdido kilos en más de un 5 por ciento del peso total en el plazo de tres meses.
El Rimonabant logró unas pérdidas de peso de 4,7 kilos, por 4,2 de la Sibutramina y 2,9 kilos del Orlistat, según los datos presentados por el profesor Raj Padwal. Más importantes fueron en cambio sus beneficios para la salud al reducir los factores de riesgo asociados a la obesidad. En el caso de orlistat redujo la incidencia de la diabetes en uno de los ensayos y los tres medicamentos bajaron los niveles de ciertos tipos de colesterol. La cruz hay que encontrarla en sus efectos adversos, especialmente en el caso de Rimonabant, que incrementó el riesgo de sufrir episodios de depresión o ansiedad entre sus pacientes. Así, vendido en Europa con el nombre de Acomplia, el Rimonabant estaría vinculado a un riesgo creciente de efectos psiquiátricos.
Analizando los resultados de cuatro pruebas que involucraron a más de 4.000 pacientes, el equipo del profesor Arne Astrup, del departamento de Nutrición humana, de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, muestra que los pacientes que reciben Rimonabant (20 mg por día) tienen un 40 por ciento más de riesgo de sufrir efectos secundarios que aquellos que recibieron un placebo. Los pacientes que consumieron Rimonabant tenían un riesgo creciente de verse obligados a interrumpir el tratamiento debido a disturbios depresivos (2,5 veces más que los que recibieron el placebo) y a cuadros de ansiedad (tres veces más). "Nuestros trabajos sugieren que el consumo de 20 mg/día de Rimonabant aumenta el riesgo de efectos psiquiátricos, como cambios de humor y ansiedad", estiman los investigadores, antes de subrayar que las personas con antecedentes depresivos o enfermedades psiquiátricas habían sido descartadas de las pruebas.



2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Coincido 100 % con el articulo, no hay drogas magicas para adelgazar, todas tiene mas secuelas que efecto adelgazante. En mi caso tome hace mucho FENILPROPANOLAMINA, recetada por un prestigioso medico y casi me enloquezco, luego vino la FLUOXETINA en dosis altas tambien recetada por un medico de una clinica de desordenes alimentarios y el efecto fue pobre, tambien me recetaron ORLISTAT y me destrozo los intestinos sin contar la incontinencia fecal, y por ultimo la SIBUTRAMINA con la que al principio tuve buen resultado (27 kgs perdidos en 6 meses aprox) pero luego no hizo mas efecto y solo me ponia AGRESIVO Y ANSIOSO. Creo que los laboratorios juegan a cambio de dolares con la necesidad de los obesos, no olvidemos que murieron muchos pacientes tomando DEXFENFLURAMINA hace años medicamento que prometia ser la cura de la obesidad.
Hay que tener mucho cuidado porque ademas estas drogas se siguen recetando y a veces el remedio es peor que la enfermedad. Hasta ahora lo que da resultado es comer sano y hacer ejercicio a diario por dificil que resulte.
suerte a todos
A.A.

5:49 p. m.

 
Anonymous Gorfinger dijo...

Lo jodido es la falta de voluntad, empiezas a hacer deporte y a los pocos dias te hartas, te falta tiempo, con el ajetreo de la vida diaria es, a la vez que rarisimo no adelgazar, alcanzar un habito de vida saludable via deportiva. En fin, es verdad, no hay medicacion milagro. Felices fiestas, y no comáis mucho turrón.

3:41 a. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio