Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

domingo, enero 14, 2007

Cuestionada la eficacia del ácido fólico

Muchos pacientes con enfermedades vasculares toman ácido fólico para reducir el riesgo de complicaciones coronarias. Un estudio publicado en la revista 'JAMA' cuestiona la eficacia de este suplemento.
Los suplementos de ácido fólico y vitamina B12 suelen indicarse a pacientes con problemas vasculares para prevenir futuras complicaciones coronarias o, incluso, la aparición de un ictus. Esto se debe a que estos suplementos actúan como importantes reguladores del metabolismo de la homocisteína, un aminoácido que, si presenta una alta concentración en sangre, contribuye a la generación de placas de ateroma.
Numerosos estudios observacionales han indicado que tomar un aporte de folatos contribuye a disminuir el riesgo de sufrir un problema cardiovascular. Sin embargo, un metaanálisis, dirigido por Lydia A. Bazzano, de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans (EE.UU.), pone en duda los resultados de dichas investigaciones. "En general, estas investigaciones tienen, por sí mismas, un poder estadístico insuficiente y han proporcionado hallazgos inconsistentes", declaran los autores de este trabajo en el artículo de 'JAMA'.
Los autores de este trabajo han recopilado datos de 16.958 pacientes con algún problema renal o cardiovascular para comprobar la relación entre la ingesta de suplementos de ácido fólico y el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular o un ictus en personas con problemas vasculares preexistentes. Se estableció una comparación entre aquellos que tomaron un suplemento de ácido fólico con aquellos que ingirieron un placebo u otro tipo de tratamiento y se tuvo en cuenta la existencia de cualquier problema cardiovascular.
Los resultados de la investigación no han mostrado diferencias notables entre los grupos analizados. El porcentaje de pacientes que experimentó algún problema cardiovascular (ictus, enfermedades coronarias, etcétera) fue similar y no se observaron cambios causados por la ingesta de ácido fólico. "En este metaanálisis no hemos encontrado ni beneficios significativos ni daños de los suplementos de ácido fólico con respecto a los riesgos de enfermedades cardiovasculares, coronarias, ictus u otras causas de mortalidad entre personas con un historial de problemas cardiovasculares o renales", explican los autores de este estudio. "Los estudios observacionales previos podrían haber sobreestimado el efecto de los suplementos de ácido fólico en las enfermedades cardiovasculares", añaden los investigadores, quienes han querido recordar que, en la actualidad, se están realizando otros trabajos sobre este mismo tema y es importante esperar sus resultados.
Mientras tanto, los investigadores recomiendan que para el tratamiento de pacientes con problemas cardiovasculares preexistentes es necesario centrarse en estrategias de prevención ya probadas como el control de los lípidos, la hipertensión y la diabetes, el mantenimiento de un peso adecuado, la práctica de actividad física y el abandono del tabaco.



0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio