Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

martes, julio 15, 2008

El hilo dental

Las visitas de rutina al dentista terminan por lo general en lo mismo: los consejos del o la higienista con respecto a que debe usar con mayor efectividad el hilo dental. En la mayoría de los casos aún está recuperándose de una hora en la cual le han revisado, y limpiado a conciencia los dientes, por lo que tal vez no tiene ánimo para preguntar cuál es la técnica idónea al respecto.
El uso adecuado del hilo dental sigue siendo un misterio para muchos. Independientemente de que crea que lo está haciendo bien, siempre hay oportunidad de perfección.
Según gran parte de los dentistas, no importa el vigor o la frecuencia del lavado de los dientes, pues eso no equivale a salud oral. El uso del hilo dental es el factor de completamiento de la tarea. Es más, si sustituyera el cepillo por un uso adecuado del hilo dental, lograría una mejor salud oral que cepillándose solamente tres, cuatro o diez veces al día. Por supuesto, esto no es una invitación a que renuncie al cepillado.
El hilo dental contribuye a la limpieza en las zonas donde el cepillo no llega, o sea, entre los dientes y bajo las encías. Este proceso ayuda a eliminar el sarro, una sustancia pegajosa que se acumula en los dientes y se endurece con el tiempo. Si no se le da tratamiento, la acumulación de sarro puede provocar enfermedades de las encías y deterioro de la dentadura.
Cómo usar el hilo dental
1.Seleccione su variedad favorita de hilo (más detalles a continuación) y corte un fragmento de unos 45 cm (ó 18 pulgadas) de largo. Enrolle cada extremo alrededor de los dedos medios de ambas manos para formar una cuerda.
2.Agarre firmemente el hilo tenso con sus dedos índices.
3.Formando una C, deslice con cuidado el hilo hacia arriba y hacia abajo en cada diente, y bajo la encía.
4.Repita el proceso por el otro lado del diente. Continúe pasando el hilo de diente en diente -por ambos lados- hasta llegar al último. Debe utilizar una parte no usada del fragmento de hilo seleccionado para cada diente.
5.Probablemente necesite un nuevo tramo de hilo para limpiar los dientes traseros, repitiendo el proceso desde el primer paso.
6.Enjuáguese con antiséptico para eliminar cualquier residuo que el hilo dental haya aflojado, y para dar tratamiento a sus encías y aliento.
Variedades de hilo dental
En la actualidad hay más variedades que nunca antes. Existen los encerados, sin cera, de cinta e incluso hilos con un soporte y agarradera. También hay ciertos hilos fabricados con materiales de la era espacial para perfeccionar el deslizamiento por los dientes. Experimente con varios tipos para determinar cuál le resulta más conveniente.
También abundan los hilos con sabores. Desde menta a canela, también podrá tener acceso a una experiencia sensorial durante el proceso.
Si tiene preguntas acerca de las técnicas adecuadas del uso del hilo dental, formúlelas en su próxima visita de limpieza dental. Algunos dentistas -dependiendo del país- igual le cobran una cuota adicional por una demostración especial, pero la mayoría lo hace gratuitamente.



0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio